22/7/2007

Soberanía Nacional y Soberanía Popular

En nuestros análisis sobre los quinientos años de lucha que los pueblos de “Nuestra América” han llevado a cabo por la soberanía nacional y popular, queremos separar dos momentos: Uno, la lucha contra el imperio español y su derrota en el siglo XIX, Dos, el enfrentamiento al imperio norteamericano que seguramente será derrotado en este siglo XXI.

Las Clases Enfrentadas

La sociedad colonial estaba como ahora dividida en dos grandes bloques, dos grandes clases, la oligarquía y el pueblo trabajador, los explotadores, y los explotados, ambas clases sociales se juntaron en la guerra, ambas clases lucharon por la independencia, pero el mayor aporte en sacrificios y en vidas las ofrendó el pueblo trabajador: criollas y criollos, indias e indios, esclavizadas y esclavizados, blancas y blancos de orilla. Al final la victoria obtuvo la soberanía, la independencia nacional, pero benefició solamente a la oligarquía. La oligarquía fue libre para viajar, comerciar, detentar el aparato del estado y enriquecerse. El pueblo trabajador en cambio continuó hambriento, descalzo, dependiente, subordinado, es decir, irredento.

Ese pueblo, frustrado, instrumentalizado en un proceso de independencia que no lo benefició, es el que se alzó con el general Ezequiel Zamora, con el grito “oligarcas temblad, viva la libertad”, pero ante ese movimiento avasallante del pueblo trabajador por su soberanía, la oligarquía alzó su mano traidora y asesinó a Ezequiel Zamora truncando nuevamente las esperanzas populares. La oligarquía, no lo olvidemos nunca, ¡siempre es traidora! La oligarquía se benefició entonces de la muerte de Zamora, se expandió como dueña de haciendas, de industrias, del arte, de la educación, de la cultura, del petróleo, del oro.

La lucha de clases es colosal

Al finalizar el siglo XX y comenzar el siglo XXI la lucha de clases en nuestro país se desarrolla en condiciones diferentes, la oligarquía nacional y el pueblo trabajador de Venezuela se enfrentan directamente.
La oligarquía nacional ya no es enemiga del opresor extranjero, forma parte de él, el pueblo trabajador de Venezuela tampoco está solo, forma parte de una clase universal, la clase trabajadora, ¡el choque es colosal! Ahora se enfrenta el pueblo trabajador de toda la tierra consciente, organizado y decidido, contra el maligno poder de la oligarquía mundial. El desenlace es previsible. Los pueblos no retrocederán, somos mayoría y nos acompaña la razón histórica La justicia se hará realidad. Conquistaremos la soberanía popular. La victoria será el socialismo.

En el marco de esta visión optimista es que afirmamos con nuestro comandante Hugo Chávez ¡Patria, Socialismo, o Muerte!

1 comentario:

Anónimo dijo...

muy buena su informacion me servira en la clase de constitucion politica