14 jul. 2007

Carta a David Velásquez

Caracas, 14 de Julio de 2007



Camarada David Velásquez,
Ministro del Poder Popular para la Participación.
Su Despacho;

NOTAS SOBRE EL PRESUPUESTO PARA INAMUJER
Querido Camarada,
Las mujeres que crecimos sin aprender el exacto poder del dinero. Las mujeres que vimos nacer el milagro de nuestras hijas e hijos sin saber como fue que tuvieron pañales y cobijas ni cuanto costaron sus libros ni sus muñecas. Las mujeres del pueblo que construimos escuelas, capillas, cooperativas, partidos y sindicatos con trabajo voluntario.
Las mujeres que asumimos la tarea de gobernar con el mismo sentido que recibimos la familia para cuidarla y amarla, nos ha sido difícil aprender que existen unas leyes que se deben cumplir y que cada una de sus obligaciones supone un costo no sólo en trabajo sino en dinero “contante y sonante”.
Quizá, todos estos ocho años nos han confirmado que nuestra vida y nuestros haceres son realmente milagrosos, sobre todo que nuestro presidente es el milagro mayor.
Por eso, no sé cuanto ha costado la Copa América, sino cuanta alegría ha sembrado en nuestro pueblo y otros pueblos ¡milagros del deporte en la Revolución!
Con estos criterios analizo el presupuesto que te ha presentado INAMUJER y estoy segura que tú David Velásquez como Ministro del Poder Popular que no es otra cosa que un administrador de recursos para realizar sueños que son milagros, entenderás por qué necesitamos ese dinero estas mujeres del INAMUJER.
Así como hemos contado con Hugo Chávez queremos contar contigo.
Necesitamos recursos para continuar pariendo y sembrando la patria, la patria bonita, la patria comunitaria, la patria socialista, la patria que un día será comunista.
¡Patria, Socialismo o muerte!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ciertamente, es necesario del dinero para hacer realidad esta patria maravillosa que soñamos, guiada de la mano de nuestro lider Hugo Chávez.
Los presupuestos asignados a las instituciones del Estado deben ser cónsonas a las realidades que debemos enfrentar día a día. Aplaudo la necesidad de garantizar que los recursos del Estado sean efectivamente administrados para evitar el despilfarro y la corrupción de gobiernos anteriores, pero a la vez, estos presupuestos deben ser lo suficientemente amplios, al menos "elásticos" (si cabe la palabra), para adecuarlos a la realidad de venezolanos y venezolanas.
Chávez quiere al igual que muchos y muchas una patria bonita, diferente, comprometida en dejar a las nuevas generaciones una República Bolivariana de Venezuela que además del orgullo que inyecte a los nacidos en esta tierra, genere en otras naciones el despertar para alcanzar la máxima suma de felicidad a la que todos y todas tenemos derecho.
Por ahora, debe saldarse esa deuda histórica de 40 años de "obscurantismo" que dejó a un lado a los y a las compatriotas que más necesitaban del apoyo gubernamental.
Hoy, los designados bien por el pueblo mismo a través de la transparencia de las elecciones o aquellos que ha designado nuestro Presidente para ser ayudado en su gestión de Gobierno, deben comprometerse en ver los problemas sociales desde uan óptica amplia, y buscar saldar las brechas.
Es necesaria la ruptura de paradigamas y visiones "tubulares" de problemas.
Ampliemos la visión. Luchemos por presupuestos justos. Ministro Velásquez, esta mujer, venezolana, amante de este proceso transformador, revolucionario y nuestro, le pido de el ejemplo en la lucha por presupuestos que para el año 2008 sean los que den respuesta a las necesidades del país.
Me sumo a las palabras de esta maravillosa mujer. Compatriota bella, a la que admiro como mujer, luchadora, madre, abuela... Es madre de muchos y muchas. Ojalá salgan a la luz muchas Marías León para dirigir a este país apoyando a mi Presidente Chávez.
Éxitos a usted, Sra. María y a usted, Ministro Velázquez. Dios guíe siempre sus pensamientos y llene de amor sus corazones para prodigar guías certeras de desarrollo a este paraiso ubicado al norte del sur, y donde fué parido para orgullo propio un segundo gran Libertador.
Mis respetos!!

Ludmila dijo...

La voluntad política no se expresa sólo en palabras o leyes. Las palabras y las leyes deben ser cumplidas, deben tener algo tangible que diga que son verdad, que no son palabras que se las lleva el viento, que no son letras negras sobre papel blanco, sino que reflejan las necesidades, los sueños, la justicia, la igualdad y que realmente desean hacerse realidad. La voluntad política rambién se relfeja en presupuestos suficientes, en recursos para lograr que la perspectiva de género llene nuestra revolución y construir así un socialismo con igualdad entre hombres y mujeres.

Anónimo dijo...

Adelante con la revolucion. Hemos avanzado mucho en esta lucha sin tregua, sangrienta y a muerte, pero aun nos falat mucho pero estar ala altura de la Cuba del camarada Fidel. Comunismo o muerte!!!