21/4/2007

EFECTOS DEL NEOLIBERALISMO EN LA SALUD DE LOS TRABAJADORES

Caracas, 24 de Noviembre de 1997

En este siglo que está pronto a concluir, sobre todo a partir de 1917, la acción combativa de los trabajadores logró imponerle al capital leyes e instituciones capaces de aliviar el impacto del trabajo asalariado y de la economía monopolizada, sobre las condiciones de vida del pueblo.

Sobre todo en Europa donde se inició una experiencia sin precedentes, la sociedad socialista, los gobiernos del capital aceptaron la importancia de la protección social, sustentada en la solidaridad y la organización colectiva, impuesta fundamentalmente por los sindicatos y los partidos obreros.

Esta acción protectiva se desarrollaba fundamentalmente a través del estado, el cual promovía el pleno empleo, la educación hasta el nivel universitario, los transportes, la salud, la vivienda, el deporte, la recreación, la cultura, y creaba la infraestructura que demandaba el acelerado crecimiento urbano.

Por supuesto los gobiernos de los países dependientes y particularmente los de América Latina, bajo la presión del movimiento obrero y popular asumieron también importantes medidas de protección social.

Se aprobaban leyes garantizando, la negociación colectiva, el derecho de huelga, la edad mínima para trabajar, salario mínimo, entre otras.

En el siguiente cuadro apreciamos la evolución de los gastos del estado en América Latina, evitación de horas extras, normas de higiene y seguridad ocupacional, seguro social, indemnización por despidos, evitación de trabajo nocturno, protección a la mujer embarazada, pensiones de vejez, etc. En Venezuela logramos la reforma del Código Civil, la Ley del Trabajo, la Ley orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (LOPCYMAT), considerada una de las más avanzadas del continente.


Para los años 70 se han desarrollado tendencias mundiales influidas por las luchas y cambios progresistas, fortalecimiento de los sindicatos y partidos progresistas, liberación de las colonias, revoluciones en todos los continentes, ensayos de gobiernos socialistas por la vía electoral, ensanchamiento de la lucha ambientalista y por la paz, experiencias económicas como la OPEP, etc.

Estas tendencias indicaban un crecimiento en las posibilidades de romper el dominio mundial de los monopolios transnacionales en lo económico y de los EEUU y sus aliados en lo político y militar.

Los ideólogos de EEUU e Inglaterra concibieron entonces la estrategia para revertir estas tendencias: el modelo neoliberal.

Podemos decir que el neoliberalismo es un nuevo modelo de dominación imperial, Se llama neo porque repite en la actualidad las recomendaciones de la doctrina liberal en el siglo pasado sobre: libre circulación de las mercancías. Según el neoliberalismo los recursos en cada país deben distribuirse como resultado de las fuerzas espontáneas del mercado, entran en la relación mercantil, la actividad médica, los medicamentos, los bienes y servicios de la salud, el arte y la cultura, las diversiones, hasta el delicado cuidado de los bebés en las guarderías y casas cunas entraron hace tiempo en el negocio mercantil. El principio de universalidad de la Seguridad Social provista por el estado, garantizaba que todo niño que asistía a un jardín de infancia, casa cuna o guardería recibía una atención de calidad.
Hoy, esos servicios pueden ser de primera, segunda o tercera calidad, como la carne de res, todo depende de la capacidad de compra del cliente.

En este esquema neoliberal Estados Unidos tiene la hegemonía militar y garantizan el desarrollo del modelo, básicamente supremacía del capital financiero sobre el capital productivo, reestructuración de las relaciones entre las grandes potencias y de estos con los países no desarrollados, la política de intervención a escala global, a través del control político, económico y militar ejercido por las naciones industrializadas, en los organismos internacionales como ONU, Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial, etc.

Cabe preguntarse si el neoliberalismo es una doctrina ajena a nuestros intereses, sentimientos, cultura e idiosincrasia ¿cómo logran imponerlo?

Los organismos multilaterales imponen sus recetas en nuestros países a través de mecanismos perversos. Una importante estrategia ha sido la de endeudamiento externo, este mecanismo infernal ha sido analizado y denunciado en todas partes y muchas veces, pero deseo hacer énfasis en esta exposición sobre el carácter inmoral de los préstamos, porque a través de ellos corrompieron a los gobiernos y prácticamente contaminaron a toda la sociedad de ese morbo, con el derroche del dinero reblandecieron los principios de mucha gente, compraron conciencias, financiaron proyectos, viajes, becas, se denuncia que del presupuesto nacional de Venezuela se destina 40% para el pago de la deuda, se esfuma el 30% en corrupción y con el 30% restante se cubren las necesidades del país.

El resultado de los empréstitos ilegales e inmorales es caldo de cultivo de la corrupción administrativa, es el caos en los servicios del estado, el descrédito de lo público, todo esto para conducir a la sociedad hacia dos recetas fundamentales: la reducción del estado y la privatización.

La reducción del estado, para reducir la soberanía de la nación, destruir los ejércitos nacionales para facilitar la intervención de los Estados Unidos, recortes presupuestarios en salud, en Venezuela se ha disminuido el 80% y educación, los activos de las instituciones públicas deben ser subastadas a las trasnacionales, focalizado en los sectores que viven en la miseria para impedir manifestaciones, luchas, descentralización, no para ser más eficientes como se enmascaran sino para romper la unidad nacional. Eliminación de las leyes protectivas, sobre todo de las leyes laborales, apertura a las trasnacionales y manos libres de éstas para deteriorar los salarios de acuerdo a sus intereses, jornadas de trabajo extenuantes, ritmo de vida y de trabajo implacables, reducción de los puestos de trabajo, trabajo informal y microempresas, deterioro de las organizaciones sociales, partidos, sindicatos, asociaciones, etc.

En el ámbito cultural pérdida de la identidad, de valores como patria, pueblo, solidaridad, honestidad y bien común. Como consecuencia del deterioro de lo público se yergue el frenesí privatizador.

El Dr. Enrique Agüero Gorrín, asesor de la Federación Médica y coautor de la mayoría de nuestras leyes de salud, afirma que:


Ni el verbo privatizar, ni el sustantivo privatización, existen en castellano, así que es más adecuado hacer derivar privatización del verbo PRIVAR que tiene como una de sus acepciones: DESPOJAR A UNO DE LO QUE POSEÍA, y un destacado intelectual norteamericano se refiere a la privatización en los términos siguientes: “Privatización simplemente significa tomar el poder de un país y sus recursos, usualmente por empresas foráneas las cuales se caracterizan por ser radicalmente antidemocráticas. De modo que son estas tiranías extranjeras quienes toman el control de los recursos de un país determinado y convierten al mínimo la presencia del Estado, minimizando el espacio en el cual el público puede tener alguna capacidad de decisión”.

Pensamos que hay un factor fundamental en los efectos que sobre la salud de los trabajadores ha producido la estrategia neoliberal, ese factor es: la celeridad y magnitud de los cambios. Observamos que la gente aún no ha podido asimilar que se perdió y está perdiendo cada vez más las leyes protectivas, que perdió instituciones, valores, que fue despojada de la propiedad colectiva con la venta de la CANTV, la apertura petrolera, es como un movimiento sísmico, como un huracán, como el derrumbe de la propia casa, del hogar. La gente no se explica lo que pasa, se sienten presas de una gran inseguridad, de una desconfianza en sus semejantes, no hay credibilidad, no se avizora el porvenir, hay pánico por lo que puede suceder y miles huyen como nunca de nuestro propio país buscando mejores condiciones de vida en otras partes. Y lo peor, la gente siente que no puede hacer nada.

No son extrañas pues la elevada prevalencia de reacciones psiconeuróticas, de trastornos psicosomáticos, alcoholismo, adicción a las drogas, crímenes, disociación familiar, pérdida de iniciativa y de interés en el trabajo. Después de más de dos décadas de neoliberalismo en América Latina se informa que 12 de 17 países, tienen como segunda causa de muerte la violencia urbana. La violencia es el primer motivo de años de vida perdidos, esto quiere decir: que en la región la esperanza de vida está calculada en 70 años y la edad conque cuentan los individuos cuando mueren alrededor de los 24 años. ¡46 años de vida perdidos por cada hombre o mujer víctima de la violencia exacerbada en América Latina. Parodiando al gran maestro de los trabajadores Vladimir Ilich, llamado Lenin afirmamos: El neoliberalismo es un horror sin fin!

Ahora bien, si este nefasto neoliberalismo es una estrategia de los estados Unidos, primera potencia militar del planeta y de sus socios los países altamente desarrollados, es posible enfrentarlo y vencerlo? Nosotros pensamos decididamente que sí.

La primera reflexión que hacemos es que los pueblos están aprendiendo a vivir en un mundo cambiante, nunca antes fue tan claro para los seres humanos que el universo es movimiento, lucha, cambios, transformación.

Con todo el poderío militar de los Estados Unidos fue derrotado por el pueblo de un país pobre y subdesarrollado el heroico pueblo de Vietnam. Con todo su poder económico y político no ha podido vencer a la Cuba heroica, ejemplo de dignidad en nuestro continente, que es señalada por los pueblos como el nuevo David ante Goliat.

En todo el planeta el neoliberalismo sólo interesa a las élites trasnacionales que se benefician del capital especulativo, de la rapiña de la desnacionalización. Pero a esa élite dominante está opuesta toda la humanidad: es decir todas las naciones y pueblos dominados.

En cada país quienes se benefician del neoliberalismo son las élites asociadas a las trasnacionales que no llegan al 10% de la población, el 90% restante está excluida de los beneficios. Por eso en cada país toda la gente honesta se opone al neoliberalismo.

El neoliberalismo utiliza los medios masivos de información para manipular las conciencias pero las fuerzas patrióticas que se le oponen han logrado diseñar estrategias para comunicarse y actuar juntos.

El neoliberalismo descarga al estado de las funciones protectoras de la salud pero al mismo tiempo el pueblo va apropiándose de la información y aplicando creativamente su saber para preservar la vida. En el área de la Salud de los Trabajadores cada día avanzamos en la organización, en el conocimiento, en la investigación, con participación de muchos sectores se elaboró el Primer Plan Nacional y con la orientación de ese instrumento, se están creando los comités de higiene y seguridad en los centros de salud de Caracas, Aragua y Lara, y como una respuesta realmente novedosa se creó el primer servicio integral de salud para los trabajadores del sector informal y el primer Comité de Higiene y Seguridad para los mismos trabajadores.

El neoliberalismo deteriora la enseñanza pública pero el pueblo puede revertir el carácter de aparatos ideológicos de las instituciones educativas y transformarlas en centros de investigación y saber colectivos.

El neoliberalismo expulsa a millones de trabajadores de las nóminas y reduce los puestos de trabajo pero los trabajadores aprenden que se puede vivir y trabajar sin patronos, crean formas de trabajo independientes, inimaginadas y saborean la posibilidad de organizar ellos mismos su trabajo y poseer sus medios de trabajo.

El neoliberalismo destruye los estados nacionales pero de las entrañas del pueblo renace el rescate de los valores, de las banderas, de las tradiciones, de las etnias, de las naciones, de los cultos, de las creencias.

El neoliberalismo impone su hegemonía globalizada pero los pueblos también comprenden la necesidad de trazar estrategias internacionales en esta década fue multitudinaria la participación de las organizaciones no gubernamentales en los grandes Foros Mundiales, a favor de la infancia, de la Protección al Medio Ambiente, de los Derechos Humanos, del Adelanto de la Mujer.

En el movimiento sindical se ensayan las huelgas internacionales, se levanta como finales del siglo pasado la consigna de reducción de la jornada laboral (recientemente aprobaron la jornada de 35 horas semanales en Francia e Inglaterra) Se defienden los salarios, la Leyes de Seguridad Social.

En el campo científico se presentan propuestas viables para erradicar las enfermedades de la pobreza como la gastroenteritis.

En el campo político crecen como hongos las organizaciones, el pueblo construye métodos novedosos para actuar. La experiencia de la humanidad nos permite afirmar que la superioridad numérica y moral de las fuerzas que se oponen al neoliberalismo se impondrán sobre las élites genocidas, que concibieron una estrategia de dominación para frenar el avance de la humanidad hacia un sistema nuevo de justicia y solidaridad.



BIBLIOGRAFÍA


MÉNDEZ CEGARRA, Absalón (1997). "La Reforma de la Seguridad Social. Orientaciones y Tendencias". Cuadernos de la Seguridad Social en Venezuela. APUCV. Caracas. Venezuela.

JAIME BREILH. (1991). La Triple Carga Laboral – CEAS serie mujer #2 Quito.
ORTEGA DÍAZ, PEDRO C. (1992). Análisis de la Ley Orgánica del Trabajo.
REGALADO ÁLVAREZ, Roberto y GIL CHAMIZO, Felipe. (1997). América Latina: Crisis del Neoliberalismo y Nueva Etapa de Lucha para los Pueblos. (13 pág.).
DOS SANTOS, Theotonio (1997). El Papel del Estado en un Mundo en Globalización. Revista Nueva Economía. Octubre 1997.
LAMBO T. A. (1989). Salud Mental. En: Enciclopedia de Salud y Seguridad en el Trabajo. Ministerio de Trabajo y Seguridad Social; 3: 2190-2191Servicio Unificado de Salud D.F. Coordinación Regional de Salud Mental. 1ras Jornadas Regionales de los Trabajadores de la Salud mental









No hay comentarios.: