18 ene. 2009

HUGO CHÁVEZ Y EL FRENTE DE MUJERES POR EL SÍ, SE ENCONTRARON EN GESTO DE INFINITO AMOR


Jamás vi tanto amor expresado en besos, gritos, vivas, consignas, risas, llantos, cantos, bendiciones, en un desfile creativamente desordenado como el que contemplaron nuestros ojos ayer en el Sagrado Campo de Carabobo ¡Qué desfile Dios Santo!
El Frente de Mujeres por el Sí a la Enmienda Constitucional, convocó veinte mil compatriotas en representación de 20.000 Comités de Mujeres por el Sí. Se previó esa misma cantidad de sillas y 7000 más, que “por si acaso” aporto en previsión el camarada Darío Vivas, pero la multitud de mujeres de pie sobrepasó nuestra aparente audaz convocatoria.
Un mar de compatriotas que en las ideas que cruzaron por mi mente, me trajo el recuerdo de un verso, que en un mitin de mujeres por los años 70 nos dedicó Héctor Mujica.

“Si el mar que por el mundo se derrama,
tuviera tanto amor como agua fría,
se llamaría por amor maría
y no tan sólo mar como se llama”

Cuando tomó la palabra una hermosa joven para evocar a Josefa Joaquina Sánchez, el fervor de Patria y de Matria desbordó nuestros corazones. Sí y sí, estamos dispuestas a defender la soberanía de la República Bolivariana de Venezuela, el proceso revolucionario socialista que comanda nuestro Presidente y líder Hugo Chávez, con la misma pasión libertaria de las heroicas mujeres que nos antecedieron, estamos decididas a construir la mayor suma de felicidad para nuestro pueblo.
Quiero reiterar que estos milagros de amor entre un pueblo y su líder no son fenómenos comunes. Presidentes hay muchos y Comandantes también pero un gran líder nace “cada cien años cuando despierta el pueblo”.
También vino a mi memoria ayer el supremo acto de amor expresado por el pueblo a su líder Hugo Chávez el 11 de abril del 2001. Nunca dejaré de exaltar que contrario a lo que siempre ocurre en manifestaciones similares, cuando empezaron los disparos ese día, la gente sin más armas que su humanidad, su convicción y su amor, no se dispersó, sino que se concentró, se hizo compacta la multitud y daba vivas a Chávez, a la Patria, al proceso revolucionario y al pueblo unido, estábamos dispuestos a morir. Siempre será recordado con admiración por todas las gentes este episodio de la historia patria, cuando la contrarrevolución logró derrocar a nuestro Presidente y el pueblo en un gesto infinito de amor, en menos de 72 horas lo restituyó a su puesto de comando.
¡Viva el Frente de Mujeres por el Sí!
¡Viva La República Bolivariana de Venezuela!
¡Viva nuestro Comandante Hugo Chávez!

2 comentarios:

Viviana dijo...

Sra. Maria: que inspiradoras sus palabras. Estuve tambien entre ese tumulto de mujeres y solo se respiraba amor, entrega, dedicación, ganas de seguir construyendo nuestro sueño de vivir en un país socialista. Esto nos demuestra cómo tenemos la capacidad de organizarnos para un fin común: consolidar una Matria para nuestros hijos. Le envio un abrazo revolucionario y mil reconocimientos a su lucha, es un ejemplo para mi y para muchas. Viviana Colmenares desde la Mision Madres del Barrio, Estado Zulia.

Plutón dijo...

Sra. María, reciba un abrazo fraterno; estuve en Carabobo aquél día y con mucha emoción seguí de cerca todo el evento, aún todo me parece un sueño. Estaba asignada en labores de primeros auxilios, llegué una noche antes. Siga adelante en todos sus proyectos, que nada la detenga, somos una multitud con una mano extendida hacia Ud. para apoyarla en TODO. No lo dude jamás. Giusi Caforio.